ὁ θησαυρός αἰώνιος | Tesoro Eterno

Cristo mi amante salvador

Proposición: “Dios salvará únicamente a quienes consigan amar a sus hermanos”.

Fecha: 29 February, 2020

Categoría: Sermones

Tipo: Semidesarrollado

Método: Analítico

1 Juan 2:117: Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.  Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio; este mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio. Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra. El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos. Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre. Os escribo a vosotros, padres, porque conocéis al que es desde el principio. Os escribo a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno. Os escribo a vosotros, hijitos, porque habéis conocido al Padre. Os he escrito a vosotros, padres, porque habéis conocido al que es desde el principio. Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno. No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

Introducción:

  • Hubo un funeral militar muy inusual en California en diciembre del año 2013. El sargento de primera clase Joseph Gantt, que luchó tanto en la Segunda Guerra Mundial como en la Guerra contra Corea, fue enterrado. Había sido capturado en Corea en 1950, al parecer murió al año siguiente, pero su cuerpo no fue devuelto por muchos años, y su muerte nunca fue confirmada por los norcoreanos. Su esposa, Clara, esperó durante décadas a que su esposo regresara. Asistía regularmente a reuniones con funcionarios del gobierno en busca de información sobre lo sucedido. Clara incluso compró una casa y sembró un jardín muy hermoso mientras esperaba a Joseph. Tenía noventa y cuatro años cuando sus restos finalmente fueron llevados a casa para un funeral militar, recibió todos los honores, pero él ya no estaba. Clara le dijo a un periodista que la entrevistó: Me dijo: “si algo me sucede, por favor vuélvete a casar.” Yo le dije: “No, de ninguna manera. Y aquí estoy, todavía soy su esposa, y voy a seguir siendo su esposa hasta el día cuando el Señor me llame.”
  • El amor cuan profundo e insondable es, hoy hablaremos sobre el amor.
  • Texto central: Leamos el texto central sobre el que meditaremos hoy.
  • Proposición: “Dios salvará únicamente a quienes consigan amar a sus hermanos”.
  • Oración interrogativa: ¿Por qué Dios salvará únicamente a quienes consigan amar a sus hermanos?
  • Oración de transición: Porque en el amor manifestado a nuestros semejantes se resume todo lo requerido por Dios a sus criaturas, este es en resumen la ley del cielo. Además, nuestro texto dice dos cosas respecto al amor y dos cosas respecto al que ama a su hermano.

Cuerpo del sermón:

I.
Primera cosa respecto al amor:

El amor se perfecciona por la obediencia.

  • El amor es como una planta que inicia con una semilla y su desarrollo depende de: … Aquí viene la diferencia planteada por Juan.
    • Juan afirma que todo aquel que tiene por abogado defensor al Señor Jesús debe obedecer los mandamientos de Dios (v. 3, 4), luego afirma que también debe obedecer la Palabra de Dios (v. 5), en realidad repite lo mismo, pero con palabras diferentes.
    • Lo interesante es que Juan afirma que aquel que hace esto, es decir aquel que “obedece los mandamientos, es decir la Palabra de Dios”, perfecciona el amor de Dios en él (v. 5).
  • El amor es perfeccionado. No significa que el amor en algún estado es imperfecto, siempre es perfecto, pero alcanza mayor fuerza y estatura si es correctamente alimentado.
    • Es como el bebe recién nacido, el joven, adulto o anciano
  • El amor de Dios se perfecciona en el que guarda sus palabras y el que guarda sus palabras no peca, porque ama y esto evidencia de que estamos en Él, es decir que tenemos comunión con él.
  • Finalmente, Juan afirma que quien tiene comunión con Dios, debe andar tal como Cristo anduvo (v. 6), es decir debe imitar y crecer en su amor y llegar a amar como Cristo amó.
II.
Segunda cosa respecto al amor:

El amor obtiene un nuevo sentido desde la llegada de Cristo.

  • Juan dice, todo lo que les estoy diciendo no es nuevo, en realidad es muy antiguo (v. 7) pues es la palabra que viene desde el principio y es la palabra que debe ser guardada.
  • Por otro lado, y en aparente contradicción Juan también dice: “os escribo un mandamiento nuevo” (v. 8), este mandamiento es nuevo, según Juan, porque las tinieblas van pasando y una nueva luz va alumbrando (v.8).
    • Es decir, es antiguo porque dice que debemos amar a nuestro hermano y que si lo aborrecemos estamos en tinieblas.
    • Pero es nuevo porque dice que ahora una nueva luz ha llegado para decirnos como debemos amar a nuestro hermano. Esta luz es Cristo y la forma en la que él amó.
  • Finalmente, Juan dice que, si amamos a nuestro hermano, entonces permanecemos en Dios y si permanecemos en Él entonces andamos como Él anduvo (v. 9–11).
    • Amar desde la perspectiva de Dios es hacer mucho mas de lo que la sociedad pide, es hacer lo que Dios hizo y hace.
    • Amar desde la perspectiva de Dios es amar a todos por igual sin escalad ni niveles de amor.
III.
Primera cosa respecto al que ama:  

Quien ama a su hermano permanece en Dios.

  • El verso 12 inicia diciendo, “os escribo a ustedes” o “esto les escribo porque”. Esto indica que lo que dirá a continuación es la razón por la cual escribió lo anterior.
  • Lo que Juan esta diciendo es que todo lo que dijo anteriormente significa permanecer en Dios, obedecerlo, amar, guardar sus mandamientos, tenerlo como mi abogado, mi defensor, todo eso es permanecer en Dios.
  • En otras palabras, Juan dice: si hacen esto: “Amar a vuestro hermano”, sin importar si son pequeños, adultos o jóvenes, les aseguro que sus pecados les han sido perdonados (v. 12), en otras palabras permanecen en Dios.
    • En otras palabras, Juan está diciendo que el secreto para que nuestro abogado tenga éxito en su función a nuestro favor, es amar a nuestro hermano.
    • Debemos amar a nuestro hermano, especialmente al que se descarrió o al que nos ofendió.
  • Pero Juan también dice porque debemos hacer esto, el dice que los niños, jóvenes y adultos que aman a sus hermanos son personas fuertes que han sido perdonadas, que conocen a Dios, que permanecen en Él, que vencen al maligno, porque la Palabra de Dios permanece en ellos. es decir esta gente permanece en Dios.
    • En pocas palabras, el que ama a su hermano — a todos no solo a algunos — es quien está con Dios y se beneficia de todo aquello que significa estar con Él.
IV.
Segunda cosa respecto al que ama:

Quien ama a su hermano no ama al mundo.

  • A quienes aman a sus hermanos, Dios les ordena algo complementario o mayor: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.” (v. 15).
    • Amar al mundo es poner cosas aparentemente indispensables u objetivos personales por sobre otras personas.
  • En otras palabras, les dice, si aman al mundo no podrán amar a su hermano y si no aman a su hermano, deben saber que no me conocen, que no son fuertes, que la palabra de Dios no permanece en ustedes, que el maligno los ha vencido y que sus pecados no les han sido perdonados.
  • En consecuencia, un parámetro que mide si amamos a Dios o no, si hemos sido perdonados o no, es nuestra capacidad de amar a nuestro hermano.
  • Por lo tanto, amemos a nuestros hermanos, porque esa es la voluntad de Dios y sólo quienes hacen la voluntad de Dios permanecen para siempre, es decir son los únicos que alcanzarán salvación

Conclusión

  • Hoy hemos recordado que “Dios salvará únicamente a quienes consigan amar a sus hermanos.”
  • Hemos aprendido que el amor puede ser perfeccionado cada día y que para hacerlo debemos obedecer la Palabra de Dios.
  • También hemos aprendido que amar de verdad es amar como Dios ama, así como hacer todo lo que Dios hizo y hace para el bien de los demás.
  • Hemos aprendido que sólo quien ama a su hermano es quién permanece en Dios y que esto los convierte en niños, jóvenes y adultos fuertes, perdonados, y que vencen al maligno.
  • Finalmente aprendimos que para amar de verdad a nuestro hermano es necesario que no amemos al mundo, pues estos amores son incompatibles.

Escrito por Benjamin Rojas Yauri

SDA Pastor, Ph.D. New Testament with concentration in the Epistle of Hebrews Professor of New Testament, Hermeneutic and Biblical Greek Internship Supervisor - Faculty of Theology | Universidad Peruana Unión Research Fellow - New Testament | Stellenbosch University

Cristo es mi amante Salvador

Himno 301  
1
Cristo es mi amante Salvador,
mi bien, mi paz, mi luz;
pues demostró su grande amor
muriendo allá en la cruz.
Cuando estoy triste encuentro en él
consolador y amigo fiel;
consolador, amigo fiel es Jesús.
 
2
Cristo es mi amante Salvador,
su sangre me compró;
por sus heridas y dolor
perfecta paz me dio.
Dicha inmortal con él tendré,
y para siempre reinaré,
dicha inmortal allí tendré con Jesús.
 
3
Cristo es mi amante Salvador,
mi eterno Redentor.
¡Jamás podré satisfacer
la deuda de su amor!
Le seguiré, pues, en la luz,
no temeré llevar su cruz,
no temeré llevar la cruz de Jesús.
 
4
Cristo es mi amante Salvador.
Por él salvado soy;
la Roca es de la eternidad
en quien seguro estoy.
Gloria inmortal con él tendré,
y para siempre reinaré,
gloria inmortal allí tendré con Jesús.
 
======================
Letra: William L. Thompson.
Versión español: Speros D. Athans
Música: William Thompson
 

PPT del sermón:


Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

Download

Puede ser que también te interese

Gratitud puesta a prueba: test de salvación en el tiempo del fin

Gratitud puesta a prueba: test de salvación en el tiempo del fin

Apocalipsis 11:17 "Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado." Introducción: Gracias por la invitación y el privilegio que se me da de compartir la palabra de Dios en esta...

El colportor una persona extraordinaria

El colportor una persona extraordinaria

Eclesiastés 11:1–6 (Traducción personal): Echa tus libros (heb. semillas de trigo) sobre villas y poblados (heb. aguas); después de algunos días recibirás ganancias. Comparte lo que tienes con siete y aun con ocho, porque no sabes los males que mañana vendrán sobre la...

Los peligros de decir después

Los peligros de decir después

Hechos 24:24–26: “Algunos días después, viniendo Félix con Drusila su mujer, que era judía, llamó a Pablo, y le oyó acerca de la fe en Jesucristo. Pero al disertar Pablo acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero, Félix se espantó, y dijo: Ahora...