ὁ θησαυρός αἰώνιος | Tesoro Eterno
03/05/2019
Benjamin Rojas Yauri
1 Pedro 1:1-2a

Los elegidos de Dios

"Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, elegidos" (RV60)
"Πέτρος ἀπόστολος Ἰησοῦ Χριστοῦ ἐκλεκτοῖς παρεπιδήμοις διασπορᾶς Πόντου, Γαλατίας, Καππαδοκίας, Ἀσίας καὶ Βιθυνίας." (NA28)

Una traducción personal del texto bajo estudio es, en ella se nota la principal condición de estos peregrinos, los elegidos de Dios. Esta traducción dice así:

“Pedro, apóstol de Jesucristo, a los dispersos, en Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitina, peregrinos elegidos.”

Esta frase sin un verbo en el texto griego, con sustantivos y adjetivos tiene grandes lecciones que enseñar al fiel lector de la Palabra de Dios. Lo primero que se debe notar es el nombre de quien Escribe: Pedro (Πέτρος). Este no fue el nombre que sus padre le pusieron, sino aquel que su Señor le puso (Juan 1:42) y aún cuando no uso el arameo Cefas para identificarse, uso el griego Πέτρος, demostrando así, que lo que su Señor le puso era aquello con lo que él se identificaba. Es decir, la identidad de Pedro no estaba ligada a su cultura o ancestros terrenales (esto no quiere decir que él haya olvidado a sus padres y amigos) sino a su padre celestial. Este ejemplo dejado por aquel a quién el Señor Jesús, lo hizo un apóstol especial y líder entre los otros, debe ser seguido por todos aquellos que nacen como hijos de Dios para el reino de los cielos.

Otra gran enseñanza se encuentra en la ausencia de artículos en toda este oración. Pedro podría haber escrito “Pedro, elapóstol de Jesucristo”, tendría todo el derecho de hacerlo, pero él no se identifica como único y especial, sino que se iguala a todos los otros apóstoles, pues dice “Pedro, un apóstol de Jesucristo”, o tal vez, una mejor lectura podría ser: “Pedro, uno de los apóstoles de Jesucristo”. Humildad y reconocimiento de que todos somos iguales ante el Señor, deben ser características de todo aquel que por la gracia de Dios fue llamado a un servicio especial en la causa del Señor, este es el ejemplo dejado por Pedro, el apóstol a quién el Señor le dijo: “Apacienta mis ovejas” (Juan 21:17).

También este texto nos muestra tres características, de aquellos a quienes el apóstol dirige su escrito:

  1. Se encuentran dispersos (διασπορᾶς).
  2. Son peregrinos (παρεπιδήμοις).
  3. Son elegidos (ἐκλεκτοῖς) de Dios.

En esta corta meditación, no se dirá mucho sobre διασπορᾶς y ἐκλεκτοῖς, pero es necesario entender que παρεπίδημος es un término compuesto que consiste de las preposiciones παρά (junto a) y ἐπί (sobre ó en) y el sustantivo δῆμος (pueblo). Por lo tanto, podría ser interpretado como haciendo referencia a quienes están “junto y entre los habitantes del pueblo (tierra),” pero que no hacen parte de él.

Παρεπίδημος se usa solo 3 veces en el NT, 1 vez en Hebreos 11:13 y 2 veces en los escritos de Pedro (1 Ped 1:1; 2:11). Este término presenta al cristiano como un extranjero en esta tierra, pues no tiene un país con el cual identificarse, y aunque vive en este mundo no hace parte de el, pues es ciudadano del cielo (Fil 3:20) y peregrino en la tierra.

Debemos cerrar esta corta meditación afirmando que en el primer texto de la primera epístola de Pedro, se encuentran claramente expuestas algunas características de los elegidos de Dios:

  1. Su identidad se encuentra en el Señor.
  2. Ve a todos los seguidores del Señor como iguales a él.
  3. Hace parte de un grupo disperso por el mundo.
  4. Es un peregrino en esta tierra.
  5. Sabe que es un elegido de Dios.

 

Similares

La promesa del Señor

La promesa del Señor

Una traducción personal del texto bajo estudio puede ser, además esta aclara el uso de algunas de las palabras originales que interesan par esta meditación: “El Señor no aplaza (βραδύνει) su promesa, como algunos entienden la demora (βραδύτης), por lo contrario, los...

Venciendo al enemigo

Venciendo al enemigo

Se podría escribir y comentar mucho sobre este texto, sin embargo esta meditación la basaremos únicamente en los verbos imperativos, la conjunción adverbial causal ὅτι [porque, por, que] y los problemas textuales de esta perícopa. Debe notarse que aun cuando este...

El evangelio y el juicio

El evangelio y el juicio

Algunas de las traducciones mas populares del texto griego, presentes en versiones bíblicas muy populares dice lo siguiente: Por esto también se les predicó el evangelio aun a los muertos, para que, a pesar de haber sido juzgados según criterios humanos en lo que...