ὁ θησαυρός αἰώνιος | Tesoro Eterno

Glorificad a Dios en vuestro cuerpo

Proposición: "Debemos Glorificar a Dios en nuestro cuerpo pues somos sus hijos, rescatados del pecado y destinados para salvación."

Fecha: 3 March, 2019

Categoría: Sermones

Tipo: Desarrollado

Método: Analítico

TEXTO CENTRAL 1 Corintios 6:19-20: ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

INTRODUCCIÓN:

  • En esta hermosa oportunidad leeremos la palabra de Dios en 1 Corintios 6: 19,20, dice: “¿No sabéis que vuestro cuerpo es Santuario del Espíritu Santo que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque fuisteis comprados por precio. Glorificad, por tanto, a Dios en vuestro cuerpo”.
  • Si existe un pedido claro en este verso, es el de glorificar a Dios. Tenemos el deber de Glorificar a Dios en nuestro cuerpo pues somos sus hijos, rescatados del pecado y destinados para salvación.
  • Debido a ello en esta oportunidad veremos que Glorificar a Dios en el cuerpo es más que cuidar la salud.

Cuerpo del sermón:

I.

QUÉ SIGNIFICA DAR GLORIA A DIOS

Glorificar a Dios quiere decir darle a Él la alabanza, el honor y la adoración que merece por su posición, poder, esplendor y majestad como Creador y Redentor.

Cómo se da alabanza.
  • Hebreos 13: 15-16 nos dice: “Ofrezcamos siempre, por medio de Él, sacrificio de alabanza a Dios, es decir, fruto de labios que confiesan su Nombre. Y de hacer el bien y de la ayuda mutua, no os olvidéis, porque de tales sacrificios se agrada Dios”.
  • Es muy esclarecedor ver que el sacrificio está relacionado a la alabanza, y que esta a su vez es un fruto que sale de los labios, pero no de cualquier labio sino de uno que cumple las siguientes características:
    • Confiesa el nombre de Dios, es decir proclama, predica, el nombre de Dios. No anda por el mundo hablando de otras fuentes que de forma aparente proveen seguridad, sino que habla de Dios.
    • Pero además también hace el bien y ayuda a su semejante, porque ese es el sacrificio que agrada a Dios. Esta es una gran verdad, pues hacer el bien y ayudar con las palabras que salen de nuestros labios, no siempre es fácil, es un sacrificio personal.
  • Pero si hacemos ello entonces estaremos en condición de alabar a Dios y se alabamos a Dios hemos dado el primer paso para darle Gloria.
Cómo se da honor.
  • La Biblia es llena de versos que hablan del honor, del honor de los hombres y del honor de Dios. 1 Crónicas 29:11 dice: “¡Tuyo, oh Dios, es la grandeza y el poder, y la gloria, y la victoria y el honor; porque todo cuanto existe en los cielos y en la tierra tuyo es! ¡Tuyo, oh Dios, es el reino, que se eleva por cabeza de todo!”
  • El honor está siempre ligado a la posición, se tiene honor si se reconoce la posición, el estatus, la categoría correcta. Si a Dios lo tratamos como a un igual o si lo rebajamos al punto de hacerlo un ser creado por la imaginación de seres débiles que no pueden enfrentar su realidad, entonces no le damos honor.
  • Darle honor a Dios exige que se lo tome de forma personal como nuestro creador, sustentador, redentor y soberano. Que se proclame como Pablo, soy esclavo del Señor y no me avergüenzo de ello, mas por lo contrario me siento privilegiado de ser uno de sus súbditos, uno de sus siervos.
  • Si hacemos ello entonces estaremos dando honor a Dios y si le damos honor hemos dado el segundo paso para darle Gloria.
Cómo se da adoración.
  • Adorar a Dios para alguien que dice creer en Él no es una alternativa es una obligación, pero adorar a Dios es mucho más complejo que simplemente darle honor o alabarlo, todo ello hace parte de la adoración, pero la adoración incluye algunos aspectos más.
  • Hebreos 4:16 dice “Acerquémonos, pues, con confianza al trono de la gracia, para que obtengamos misericordia y hallemos gracia para el oportuno socorro.” Hoy tú y yo podemos llegar hasta el mismo trono de Dios y hacer eso es adorar a Dios.
  • En la antigüedad sólo el sumo sacerdote y sólo una vez al año podía hacerlo, pero para que lo haga debía pasar por todo un proceso que iba desde confesar sus pecados, realizar un sacrificio, lavarse con agua hasta vestirse con ropas especiales. Luego de ello él podía acercarse al trono de la gracia de Dios, que en aquel momento, Dios vio conveniente manifestarlo en el lugar santo del Santuario Terrenal.
  • Esto nos lleva a reflexionar que acercarse en adoración a Dios no es tan sencillo como decirlo, requiere del hombre, sacrificio, limpieza, obediencia y aún de una presentación adecuada.
  • Si hacemos ello entonces estaremos adorando a Dios y si le adoramos entonces, estaremos alabándolo, dándole honor y por lo tanto dándole Gloria.

Por lo tanto dar gloria a Dios tiene que ver con acciones y actitudes que tienen que ver con alabar, dar honra y adorar a Dios, es decir no se puede dar gloria a Dios si primero no se le alaba se le da honra y se le adora. Luego veremos cómo se hace eso en nuestro cuerpo. Ahora veamos lo siguiente:

II.

PORQUÉ DAR GLORIA A DIOS EN NUESTRO CUERPO:

Debemos dar gloria a Dios en nuestro cuerpo porque él lo pide, porque es la más evidente y visible forma de dar gloria a Dios y porque ello resulta en nuestro beneficio.

Porque Dios lo pide.
  • El texto central que se ha leído dice que es un deber que demos gloria a Dios en nuestro cuerpo, por lo tanto la primera razón por la que debemos dar gloria a Dios, es decir debemos alabarlo, debemos darle honra y debemos adorarlo en nuestro cuerpo, es porque Él lo pide.
  • Dios desea que nuestro cuerpo cumpla tres: 1) Alabarle, 2) darle honra y 3) adorarlo. Sin embargo estas tres funciones pueden resumirse en una, darle gloria: Dios desea que le demos gloria, es su pedido y por lo tanto debemos obedecerlo.
Porque es la más evidente y visible forma de dar gloria a Dios.
  • Lo que primero ven todos los que nos rodean de nosotros, es nuestro cuerpo.
  • La forma de comunicación más impactante y la que perdura por más tiempo es la que ingresa por los ojos, es decir, lo que se ve perdura, debido a ello existen dichos como, “una imagen vale más que mil palabras” o aquel otro que dice “la primera impresión es la más importante”.
  • Lo que estamos intentando decir, es que lo que los otros ven de nosotros dice, a quien adoramos y a quien alabamos. Pero posiblemente lo más importante sea que la imagen que proyectamos a los otros, puede dar honra o puede dar deshonra a quien decimos alabar y adorar.
  • Es debido a ello que el cuidado del cuerpo, no solo por dentro sino también por fuera se hace necesario para dar gloria a Dios en nuestro cuerpo. Este cuidado sin embargo no debe ser hecho en base a lo que la sociedad o mis gustos mandan, sino en base a las órdenes divinas claramente expresadas en su palabra. Las que veremos luego, por ahora veamos una razón más por la que debemos dar gloria a Dios en nuestro cuerpo.
Porque es para beneficio nuestro.
  • Debemos tener claro que todo lo que Dios pide no lo hace para su beneficio, Él en realidad no necesita de nada ni de nadie, si pide o deja un mandamiento lo hace pensando en su creación, para beneficio de quienes están dispuestos a obedecerlo.
  • Esto pasa también con la orden de darle gloria a Dios. Cuando lo hacemos los beneficiados somos nosotros y no Dios, somos nosotros lo que ganamos, respeto, admiración, hasta estatus en esta sociedad, pero lo más importante es que todo aquel que da gloria a Dios tiene un lugar reservado en las mansiones celestiales.
  • La salvación es para todos aquellos que le dan gloria y únicamente para ellos, las gratificaciones temporales y terrenales también, así que está también es una muy buena razón para dar gloria a Dios.

Entonces hay tres razones por las que debemos dar gloria a Dios: 1) Porque Él nos lo pide, 2) Porque es la forma más evidente y visible de dar gloria a Dios y 3) Porque es para nuestro beneficio.

Si entendemos bien esto y si somos lo que decimos ser: hijos de Dios salvados por nuestro Señor Jesús y futuros habitantes de las mansiones celestiales, daremos gloria a Dios en nuestro cuerpo, obedeciendo su mandato, pensando en que ello hace parte de nuestro testimonio, pues la imagen que proyectamos a los demás dice mucho del Dios que tenemos, Dios al que podemos honrar o deshonrar con nuestro cuerpo y nuestro aspecto y finalmente sabiendo que dar gloria a Dios es un don de Dios dado al hombre para su propio beneficio.

III.

CÓMO DAR GLORIA A DIOS EN NUESTRO CUERPO:  

Dar gloria a Dios en nuestro cuerpo requiere que nuestro organismo esté bien cuidado por dentro y por fuera, que se exprese en nuestro aspecto físico que somos hijos de Dios y que los momentos de dificultad y enfermedad sean enfrentados con valentía, esperanza y seguridad.

Cuidándolo por dentro.

Es conocido el deseo de Dios respecto a nuestra salud y a nuestra calidad orgánica, es decir todos aquellos que hemos leído la palabra de Dios, sabemos que Dios desea que seamos personas saludables y para ello sabemos que Dios ha dejado indicaciones específicas, a estas se las conoce con el nombre de los 8 remedios naturales.

  • El agua:
    • Deberíamos beber un litro cada mañana en ayunas, eso será de gran ayuda para la salud general. Durante el día se debe beber otro litro más.
  • El descanso:
    • Dormir es necesario, pero dormir de las 10:00 PM en adelante es saludable, dormir a cualquier hora y de forma irregular no es nada saludable. Dormir antes o a más tardar a las 10 nos dará salud emocional, nos librará de los problemas de nervios.
  • Ejercicio:
    • Por lo menos durante una hora y tres veces a la semana debemos hacer ejercicio, sería bueno sin embargo aclara que jugar pelota no siempre es un ejercicio, si lo haces con tus hijos pequeños, sin deseos de ganar podría ser considerado un ejercicio, pero si lo haces en un ambiente competitivo deja de ser ejercicio y se convierte en una actividad estresante.
  • Luz solar:
    • Los rayos del sol son buenos, pero en el mundo en que vivimos, el pecado y la maldad del ser humano ha hecho que aún los rayos del sol se deben recibir con moderación, lo recomendable es exponerse al sol durante las horas de la mañana o la tarde. (7-9 am ó 4-6 pm).
    • Sin embargo el sol es bueno para el cuerpo y para la casa también por lo tanto debemos procurar en la medida de lo posible tener casas en las que el sol ingrese con libertad.
  • Aire:
    • Para una correcta oxigenación, en primer lugar es necesaria una correcta posición, por ello sentarse o caminar encorvado es perjudicial para una correcta oxigenación del cuerpo. También es necesario que el cuerpo pida oxígeno y para ello es necesario hacer ejercicio.
    • Cuando se habla del aire inevitablemente debemos referirnos al lugar donde dormimos, lugar en el que no deben haber plantas y cuyas ventanas deben estar abiertas en lo posible, para proveer el cambio de aire, de forma que no respiremos lo mismo que expulsamos.
  • Nutrición adecuada:
    • La alimentación es el factor que más influye en la salud. No solo es importante que tipo de comida consumimos, sino cómo se prepara y cuándo se consume.
    • Un régimen vegetariano es ideal para mantener la salud. Si usted no es vegetariano no trate de cambiar de un día para otro, trate de ir cambiando su régimen gradualmente, consuma lo menos posible carnes de todo tipo y en su lugar aumente el consumo de frutas, verduras, leguminosas y tubérculos.
    • Hay que procurar tener un buen desayuno, una comida moderada y una cena ligera y evitar lo más posible comer entre comidas.
  •  Temperancia:
    • La temperancia se puede definir como la abstinencia de lo malo y la moderación de lo bueno.
    • Existen muchos productos que son nocivos para la salud (tabaco, alcohol, bebidas estimulantes y drogas) de los cuales se deben de abstener las personas que desean preservar su salud. Evitar el consumo de este tipo de sustancias es una de las mejores decisiones que puede tomar una persona que quiere tener una vida sana y feliz. Pero así como nos abstenemos de los productos que son nocivos para nuestra salud también debemos de moderar el consumo de los alimentos buenos aunque sean saludables, el exceso no es bueno y menos cuando se trata de alimentación.
  • Esperanza en Dios y buena disposición mental:
    • Es muy cierto que la disposición mental afecta para bien o para mal el desempeño de nuestro organismo. Por ejemplo una persona depresiva y malhumorada se la pasara más tiempo enferma que una que ve todas las cosas de forma positiva.
    • La mayoría de las enfermedades físicas provienen de la mente. Los enfermos que desean sanarse tienen más posibilidades que aquellos que ya perdieron toda esperanza, por eso es necesario tratar de mantener un equilibrio entre la parte física, mental y espiritual, hay que tratar de tomar las cosas con calma y relajarse, tratar de ser feliz y sobre todo no guardar resentimiento hacia los demás.
    • Una buena manera de lograr esto es por medio de la fe en Dios porque puede ayudarle a sobre llevar de una manera más fácil sus problemas.

Si cuidamos el cuerpo por dentro entonces no tendremos caras largas y demacradas, nuestra sonrisa será agradable pues tendremos dientes en buen estado, nuestro aliento será agradable, seremos personas saludables y gracias a ello estaremos dando gloria a Dios.

 

Cuidándolo por fuera.
  • Este es un aspecto menos enfatizado entre el círculo de cristianos y esto debido a que muchos profesos hijos de Dios hoy en día confunde la humildad con la falta de gusto y cuidado personal.
  • Se piensa en una persona humilde como alguien que no viste bien, que no tiene una adecuada presencia, sin embargo esto está muy alejado de la voluntad de Dios, de aquel que dejó claras indicaciones respecto a la vestimenta de sus sacerdotes en el Antiguo Testamento y de aquel que vistió una “ropa sobre la cual echaron suerte para repartírsela” ya que como dice la película esa “no era una túnica de un místico corriente.
  • El objetivo de tener una buena imagen está muy lejos de obtener las marcas más exclusivas del momento, gastar grandes sumas de dinero en ropa con las últimas tendencias, basta con invertir en piezas que resulten prácticas y básicas para cada día.
  • Lo mejor es comprar ropa con cortes de los llamados clásicos, sencillos que sean fáciles de combinar con cualquier otra prenda ya adquirida, es bueno asegurarse de encontrar prendas de buen material, con un buen acabado y a un buen precio, que sea accesible a tu bolsillo.
  • Pero nunca se debe pensar que el hijo de Dios puede andar como sea, debe cuidar lo que usa debe estar siempre presentable y siempre elegante. Vestido de acuerdo al lugar y circunstancias.
  • Por otro lado revisa constantemente tu cabello, busca un peinado acorde a tus facciones, a tu edad y a la ropa que usas, es importante que luzcas coherente con tu filosofía de vida, es decir si eres adventista debes lucir como tal y no como rapero o mendigo.
  • Es importante para dar gloria a Dios que además de todo ello cuidemos de la limpieza de nuestro cuerpo, se debe recordar que tanto la limpieza como el orden deben ser notorias en nuestra apariencia, por ejemplo no olvides tus uñas, lo mismo preocúpate por tus zapatos, estos aspectos están más que nada vinculados con la limpieza y todos ellos están muy ligados con la adoración.
  • Si cuidamos el cuerpo por fuera entonces podemos decir que estamos dando gloria a Dios, pero si no lo hacemos entonces con seguridad Dios no estará siendo glorificado en nuestras vidas.

CONCLUSIÓN:

  • Hoy hemos visto que: Darle gloria a Dios en nuestro cuerpo es alabarlo, darle honor y adoración no solo de forma espiritual o mental y subjetiva sino de forma objetiva, a través de nuestro cuerpo.
  • Hemos visto que debemos darle gloria a Dios porqué Dios lo pide, es nuestro deber, porque es la forma más visible y evidente de mostrar que damos gloria a Dios y finalmente porque nosotros somos los que ganamos y todo lo que Dios manda es para nuestro bien.
  • También hemos visto que la forma en la que damos gloria a Dios en el cuerpo se manifiesta de dos formas, cuidando el cuerpo por dentro, es decir cuidando nuestra salud, pero también cuidándolo por fuera, es decir cuidando nuestra imagen, vistiéndonos bien y proyectando la imagen de un adventista.
  • ¿Cuál será tu decisión, darás gloria a Dios en tu cuerpo de forma completa? ¿lo harás a medias? Recuerda que Dios desea que tú te entregues de forma completa y no a medias. Dios bendiga tu decisión.

Escrito por Benjamin Rojas Yauri

SDA Pastor, Ph.D. New Testament with concentration in the Epistle of Hebrews Professor of New Testament, Hermeneutic and Biblical Greek Internship Supervisor - Faculty of Theology | Universidad Peruana Unión Research Fellow - New Testament | Stellenbosch University
 

259

---

Mi espíritu, alma y cuerpo

1

Mi espíritu, alma y cuerpo, mi ser, mi vida entera, cual viva, santa ofrenda te entrego a ti, mi Dios.

Coro:

Mi todo a Dios consagro en Cristo, el vivo altar. ¡Descienda el fuego santo, su sello celestial!

2

Soy tuyo, Jesucristo, comprado con tu sangre; haz que contigo ande en plena comunión.

3

Espíritu divino, del Padre la promesa, sedienta, mi alma anhela de ti la santa unción.

Puede ser que también te interese

Gratitud puesta a prueba: test de salvación en el tiempo del fin

Gratitud puesta a prueba: test de salvación en el tiempo del fin

Apocalipsis 11:17 "Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado." Introducción: Gracias por la invitación y el privilegio que se me da de compartir la palabra de Dios en esta...

Cristo mi amante salvador

Cristo mi amante salvador

1 Juan 2:1–17: Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo...

El colportor una persona extraordinaria

El colportor una persona extraordinaria

Eclesiastés 11:1–6 (Traducción personal): Echa tus libros (heb. semillas de trigo) sobre villas y poblados (heb. aguas); después de algunos días recibirás ganancias. Comparte lo que tienes con siete y aun con ocho, porque no sabes los males que mañana vendrán sobre la...