ὁ θησαυρός αἰώνιος | Tesoro Eterno
La santidad: característica personal

Este corto ensayo esta basado en el texto griego de 1 y 2 de Pedro.

En 17 ocasiones se hace presente la raíz αγιος en las cartas de Pedro, mientras que el lema ἅγιος sólo en 14 ocasiones. En 1 Pedro 1:2, 22 y 3:15 aun cuando la raíz es la misma, el lema es diferente, pues se trata del sustantivo ἁγιασμός y de los verbos ἁγνίζω y ἁγιάζω. La meditación se basará en esta ocasión en las 14 veces que se usa el lema ἅγιος, lema que refiere al adjetivo, no al sustantivo ni al verbo y que por ende, lo primero que nos dice es que para Pedro ἅγιος es una característica distintiva de los entes o sustantivos a los que acompaña.

El uso del adjetivo ἅγιος puede ser organizado de distintas formas, pero para los propósitos de esta meditación lo organizaremos por su relación y accidente gramatical.

 
Texto Forma Relación Caso Numero Género
N G D A S P M F N
 1:12  ἁγίῳ  πνεῦμα x x x
 1:15  ἅγιον  καλέσαντα x x x
 1:15  ἅγιοι  γενήθητε x x x
 1:16  ἅγιοι  ἔσεσθε x x x
 1:16  ἅγιός  ἐγὼ x x x
 2:5  ἅγιον  ἱεράτευμα x x x
 2:9  ἅγιον  ἔθνος x x x
 3:5  ἅγιαι  γυναῖκες x x x
 1:18  ἁγίῳ  ὄρει x x x
 1:21  ἁγίου  πνεύματος x x x
 1:21  ἅγιοι  ἄνθρωποι x x x
 2:21  ἁγίας  ἐντολῆς x x x
 3:2  ἁγίων  προφητῶν x x x
 3:11  ἁγίαις  ἀναστροφαῖς x x x

 

De la tabla anterior se puede notar que por su relación el adjetivo ἅγιος puede ser característica de entes—sustantivos y pronombres—y de acciones—verbos. Así por ejemplo: puede existir un llamado santo (1 Ped 1:15) o un ser—convertirse—santo (1 Ped 1:15, 16), lo que significa que la santidad tiene que ver con la característica de mi accionar. Es decir, existe un llamado santo, pero también existe un llamado no santo, así como existe una forma de ser santa y una forma de ser no santa.

Sin embargo la relación del adjetivo ἅγιος con los entes es mas interesante, pues el texto afirma que existen entes santos, así por ejemplo se dice que existe un “monte santo” (2 Ped 1:18), una “ley santa” (2 Ped 2:21), un sacerdocio santo (1 Ped 2:5), una etnia santa (1 Ped 2:9), mujeres santas (1 Ped 3:5); seres humanos santos (2 Ped 1:21), profetas santos (2 Ped 3:2), un comportamiento santo (2 Ped 3:11), un Espíritu Santo (2 Ped 1:12) y un Ser Santo (1 Ped 1:16). Eso quiere decir que la santidad puede ser una característica inherente al ser de entes que no tienen capacidad de elección respecto a su ser como también de entes que si lo tienen, ejemplos representativos de lo que se viene afirmado podría ser el monte y la mujer.

Por otro lado, se debe notar que en base a los accidentes gramaticales que sufre el lema ἅγιος en las cartas de Pedro, se nota que el caso nominativo es el que prima, debido a ello se puede afirmar que la santidad es mas una característica propia que una característica atribuida. Y ya que el número singular también prima, se puede afirmar que la santidad es mas una característica individual que grupal. Finalmente se debe reconocer que respecto al género es el neutro el que prima, si se reconoce que el neutro es en realidad un género ambiguo, cuyo propósito principal es englobar al masculino y al femenino, se debe afirmar que la santidad no es característica principal de uno de los géneros, sino de ambos, tanto del masculino como del femenino.

“Sed santos, porque yo soy santo”, es una orden que se la encuentra tanto en el NT, como en el AT. No está allí, para producir cargos de conciencia, sino para hacerse realidad en la vida del ser humano que está dispuesto a hacer y llegar a ser gracias a la intervención de Dios en su vida. Ellen White dice respecto a ello,

“Sed pues vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto”. ¿Quiere Cristo atormentarnos requiriéndonos lo que es imposible? ¡Nunca, nunca! ¡Qué honor nos confiere, al pedirnos que seamos santos en nuestra esfera de acción, como el Padre es santo en su esfera! Mediante su poder, somos capaces de hacer esto.” (NEV, 110)

“Esto [sed santos] requerirá ferviente oración y vigilancia incesante. Habrá de ayudarnos la influencia permanente del Espíritu Santo, que atraerá la mente hacia arriba y la habituará a pensar solamente en cosas santas y puras. Debemos estudiar diligentemente la Palabra de Dios.” (PP, 436)

Publicado por Benjamin Rojas Yauri

δοῦλος Χριστοῦ Ἰησοῦ. SDA Pastor, Ph.D. New Testament with concentration in the Epistle of Hebrews. Professor of New Testament, Hermeneutic and Biblical Greek. Internship Supervisor – Faculty of Theology  |  Universidad Peruana Unión. Research Fellow – New Testament |  Stellenbosch University:

ORCID ID: https://orcid.org/0000-0002-3690-0348

Publicado el 20 Septiembre, 2015

Frase especial

La orden "Sed santos, porque yo soy santo”, no está allí, para producir cargos de conciencia, sino para hacerse realidad en la vida del ser humano que está dispuesto a hacer y llegar a ser gracias a la intervención de Dios en su vida.
Benjamin Rojas Yauri

También puede interesarte —>

El privilegio de ser Pastor

El privilegio de ser Pastor

Ser un pastor es el privilegio más grande que un ser humano puede tener, pues ser un pastor significa ser un ministro de Dios. No obstante, aunque todos los hijos de Dios pueden ser considerados como ministros pues nacen en el “reino de los cielos como misioneros” y...